Heráclito dixit:

"Si la felicidad residiera en los placeres del cuerpo, proclamaríamos felices a los bueyes cuando encuentran para comer arvejas amargas"

1 jul. 2014

Paradise Alley

No se me ocurre una forma mejor de empezar el verano. La biblioteca de mi barrio se está quedando sin almacén para tanto libro. Suelen dejar un montón de ellos sobre una mesa, lo normal es que sean "anuarios" de todo tipo, desde estudios de estadística de población  hasta alguna tesis doctoral de algún alumno de la universidad politécnica... Pero a veces me llevo una sorpresa, sobre la mesa había un libro cuyo autor es Sylvester Stallone, sí señor, Rambo, Rocky, Yo, el halcón, ese tío duro y que no sabe pronunciar había escrito un libro. Mi sensación de asombro me llevó a coger el libro y preguntar a la bibliotecaria si me lo podía llevar. Al llegar a casa y comentar mi nueva adquisición la primera reacción fue la de "qué friki eres Santiago". Comencé a leerlo y la ambientación, la época. y los personajes principales, los hermanos Carboni, me engancharon.
La historia transcurre en el neoyorquino barrio de "la Cocina del Infierno". Ronda el año 1946, la miseria del barrio y lo realista de la descripción hace caer al instante la imagen de una Nueva York idealizada por tantas teleseries y revistas de viaje. Los hermanos Carboni son tres. Víctor es el menor, una especie de protorocky, un chaval al que falta un hervor, con cierto déficit cognitivo que se esfuerza por superar leyendo un diccionario, y que es todo músculo y corazón. Cosmo, el hermano mediano, es un muchacho que hace por sobrevivir en el país de las oportunidades, timador, estafador, vividor, es la imagen del bohemio norteamericano. Lenny, el hermano mayor, "héroe" condecorado de la Segunda Guerra Mundial, está cojo y sumido en una depresión. Entre los personajes cabe destacar la sucesión de chulos, prostitutas, extorsionadores, no aparecen niños. Y por supuesto, Bella, la perra de Víctor, un ser entrañable entre tanta miseria.
La estructura de la novela es la propia de la segunda mitad del siglo veinte hasta hoy, capítulos breves, que más que capítulos son escenas cinematográficas, es una novela, aunque muy cinematográfica. La historia sufre giros inesperados y es muy fácil de leer. Los personajes están muy bien definidos y el ambiente tan bien retratado que se disfruta con la lectura.

30
"Cosmo buscó una posición más cómoda entre los brazos de Bultos.
-No me lo esperaba- dijo.
-Pues deberías habértelo esperado... Al fin y al cabo fueron novios- observó la joven puta.
-La había dejado... Y él sabía que nos estábamos viendo... ¿Por qué dejó que me fuera liando?
-No era tu tipo... Ya te lo dije yo.
-¡Vaya! Haciendo chapas aquí, en el Sunset, tú te enteras de todo... ¿Es eso lo que quieres decir, Bultos? ¿Qué sabrás tú?
-Sé cómo eres y te conozco bien.
-¿Por qué me dejaron liarme?"


Publicar un comentario