Heráclito dixit:

"Si la felicidad residiera en los placeres del cuerpo, proclamaríamos felices a los bueyes cuando encuentran para comer arvejas amargas"

27 ene. 2014

El "Pigmeo" de Chuck Palahniuk.

Este verano tuve la suerte de recibir por mi cumpleaños una novelita de un autor cuyo nombre, creo, no aprenderé jamás. Pigmeo es una novela bastante original en su forma, también es verdad que es la primera obra que cae en mis manos de Chuck Palahniuk. Relata la misión de un grupo de jovenes entrenado, en algun tipo de república socialista, en el odio a USA. De la mano del agente 67 iremos descubriendo un sinfín de situaciones y experiencias que van constituyendo la personalidad de Pigmeo.
Cabe destacar que en ningún momento se llega a entablar una realción de identificación con los personajes, ya que conocemos los hecho a través de una serie de informes que el agente 67 va redactando, con lo que la forma tradicional de narración se ve enlatada en esta estructura. Al principio es un poco "pesado" el lenguaje que nuestro protagonista utiliza, pero al poco tiempo es eso una cualidad que te engancha, el uso extravagante de los adjetivos, los sustantivos y los verbos, dan un ritmo peculiar a la lectura.
En fin, no sé si el autor quería transmitir algo con el libro, a mí personalmente me ha gustado, pero deja un regusto a "producto" comercial que es dificil de olvidar, de hecho he tenido que esperar casi medio año para publicar estas palabras para no hacer una exposición violenta del libro. Si quieres leer un libro "loco", disparatdo y original,  "Pigmeo" es una opción genial.
Gracias Rubén Cegarra por él.