Heráclito dixit:

"Si la felicidad residiera en los placeres del cuerpo, proclamaríamos felices a los bueyes cuando encuentran para comer arvejas amargas"

1 mar. 2010

La espera mereció la pena.


Poco a poco y paso a paso,
crees que no van terminar
ni la desidia y ni el asco.
Un día puedes comprobar
que como el día al ocaso,
la mentira ha de acabar
por dar a la verdad paso.

¡Ya puedo volver a respirar!


Publicar un comentario